Hace dos meses de este momento. Dos meses de aquel anochecer donde, después de un trabajo de parte salvaje y maratoniano, me abría en canal –por segunda vez–, para dar la bienvenida a esta personita llena de vida y de paz. Dos meses desde que descubrí que sí, que podía estimar más y que cada día estoy más cerca de que me explote el coro.

Y hace días que, en medio del planeta posparto, busco momentos para escribir los detalles de la llegada de Pau. Pronto lo haré, al fin y al cabo, después de compartir mi experiencia traumática de parto en el nacimiento del Eki, es justo hacerlo también ahora, que estoy algo más cerca de sanar aquella herida. Porque tan importante es levantar la voz cuando sufrimos violencia obstétrica, cómo explicar nuestras experiencias positivas de parte.

De momento, y antes de que vuele este abril, más de la concienciación de la cesárea, me sumo y dejo mi granito de arena.

❗️Sí, el porcentaje de cesáreas es elevadísimo (+ del 27% en Cataluña). Tenemos un sistema sanitario intervencionista que supera las recomendaciones de la OMS (10%).

❗️Las cesáreas son intervenciones de cirugía mayor con consecuencias negativas por la salud física y mental de madre y bebé.

❗️Una cesárea no justificada es, también, #violènciaobstètrica.

✅ Ahora bien, la cesárea, cuando es necesaria, salva vidas.

✅ Parir por cesárea no nos hace menos madres. Hay que combatir la frustración y el estigma, como dice la @nausicaabo explicándola, normalizándola y, sobre todo, acompañándola.

✅ El objetivo no es parir en casa, en el hospital, con o sin epidural. El objetivo es el parto respetado. Y la cesárea tiene que ser respetada. 

He vivido dos cesáreas en un mismo quirófano con solo 22 meses de diferencia. Experiencias antagónicas: recordar la 1.ª solo me provoca dolor –tardé meses al tocarme aquella cicatriz–, la 2.ª orgullo y amor –abrazo fuerte la cicatriz desde el primer día–. Y ahora sé que sí, que la cesárea puede ser respetada. 

Gracias Elena Crespi, psicóloga perinatal, y Chiara y Gaia de Matronas Acupuntoras por el viaje y por hacerlo posible. Gracias Elisa Llurba y Anna Solà por el compromiso y el acompañamiento. Y, gracias, querido, por creer en mí, sostenerme y ser el Dream Team siempre.💜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *